Visita al Palacio de Fernán Núñez

El pasado jueves 12 de noviembre de 2015, un grupo de antiguos alumnos participó en la visita de grupo organizada por nuestra Asociación al Palacio de Fernán Núñez, comúnmente conocido como El Palacio de Cervellón, situado en la calle de Santa Isabel 44, Madrid.

La historia de este palacio de estilo romántico es muy interesante, pues ha sufrido muchas modificaciones desde su construcción hasta el día de hoy.

Don Blas Jover, miembro del Consejo de Fernando VI, adquirió unos terrenos que pertenecieron a los huertos del Convento de Santa Isabel con el que lindaba, donde construyó parte de el palacio que conocemos hoy en día. Desde entonces, el palacio cambió de propietario varias veces, hasta que llegó a las manos de Don Miguel José María de la Cueva, XIII Duque de Alburquerque y IV Marqués de la Mina, que realizó las primeras modificaciones de la vivienda. En 1815, su heredero Don Felipe María Osorio de la Cueva, VII Conde de Cervellón y Duque de Fernán Núñez, realizó las últimas modificaciones al palacio dejándolo como lo conocemos actualmente. En 1940 el Palacio fue comprado por la Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste de España y Red de Andaluces (actual RENFE).

La guía que acompañó al grupo durante la visita, narró gran cantidad de curiosidades en relación con este edificio: las fiestas de carnaval que en el realizaban los Duques de Fernán Nuñez, muy conocidas en el Madrid de su época, hasta el punto de contar con la presencia de los Reyes de España (Doña Isabel II y su marido Don Francisco de Asís); o bien como durante la guerra civil una bomba dañó la estructura de la magnífica estufa con la que contaba el palacio y que por ello se crearon unos jardines y salas de conferencias en su lugar; o las numerosas ocasiones en las que el edificio ha sido utilizado para rodaje de películas o series actuales de televisión como La Duquesa, La Regenta y Adolfo Suárez.

Los antiguos alumnos que acudieron quedaron impresionados con la decoración de los salones del palacio que contaba con magníficas lámparas de Baccarat y Murano, o diferentes tapices y cuadros en depósito del Museo del Prado.

Tras la visita, el grupo disfrutó de una distendida comida en el restaurante La Musa de Espronceda. Los asistentes agradecieron a la Asociación la organización de esta actividad en la que, además de tener la oportunidad de conocer esta bonita y singular pieza arquitectónica de nuestra ciudad, pudieron disfrutar de una mañana de convivencia entre ellos, rememorar viejos tiempos de sus años en el Colegio y ponerse al día de proyectos y vidas actuales de cada uno de ellos.

Desde la Asociación agradecemos enormemente la acogida y participación en esta actividad y ya trabajamos para poder ofreceros alguna nueva propuesta interesante similar para los próximos meses.

Compartir