Un día en inglés/A day in English

En el Colegio Santa María del Camino los alumnos, desde los 2 años, aprenden inglés de forma natural. Desde que llegan por primera vez al Colegio experimentan una inmersión real a una lengua extranjera diferente a su lengua materna. Esta es la rutina de un día en el Colegio:

A primera hora de la mañana los niños socializan con sus compañeros jugando un tiempo en el rincón de juego simbólico, con las construcciones, con los coches, etc. En el momento de recoger siempre cantamos una canción que les indica lo que tienen que hacer. Esa rutina da pie a repasar vocabulario, ya que el niño está clasificando los objetos por su forma, color y ubicación. Posteriormente nos sentamos en asamblea. Cantamos la canción de la mañana, rezamos, pasamos lista para ver si algún compañero ha faltado, repasamos el vocabulario, las canciones y rimas que estamos trabajando, según la Unidad Didáctica del momento, y explicamos la actividad que vamos a realizar.

A los largo de la mañana, los alumnos van teniendo clase con diferentes especialistas, aunque muchas veces los tutores estamos con ellos y sigue estando presente el inglés en todo momento.

Antes del recreo de la mañana, vamos al baño, nos lavamos las manos y comemos el bocadillo o la pieza de fruta. Todas estas rutinas las hacemos cien por cien en inglés. Es un buen momento para trabajar las cantidades, puesto que no todos los niños tienen el mismo apetito. Les enseñamos a pedir las cosas en inglés, teniendo siempre en cuenta la edad madurativa de cada uno.

El recreo es un buen momento para seguir trabajando colores, expresiones, puesto que el alumno está jugando y, de forma natural, utiliza palabras que ha ido adquiriendo a lo largo de los años sin darse cuenta.

Antes de comer, los niños realizan otra actividad en función del horario, vamos al baño y nos lavamos las manos para ir al comedor. En el comedor, cuando todos los compañeros están sentados, rezamos, un día en español, un día en inglés. Luego, los niños de 2 y 3 años van a dormir a la siesta. Los niños de 4 y 5 años salen al recreo.

Por la tarde realizamos actividades según el programa. Las actividades pueden ser de grupo, por equipos, por rincones o individuales y siempre dejamos un rato para el juego simbólico conforme van terminando. Ellos solos, desde los 3 años, van al baño a lavarse las manos, se ponen jabón, se secan las manos y utilizan el aseo si lo necesitan. Después de jugar recogemos con nuestra canción y nos sentamos en nuestros sitios para tomar la merienda. Desde muy pequeños se les pregunta la cantidad de zumo o leche que quieren tomar, así como el número de galletas que quieren comer. El niño, sin darse cuenta nuevamente, está trabajando las matemáticas en un idioma diferente al materno y lo interioriza de forma natural.

Cuando toca el timbre para indicarnos que vienen los padres a buscarnos, guardan su silla y nos despedimos en inglés.

El proceso adecuado para aprender una lengua extranjera va de la comprensión a la interiorización de los conceptos. Los niños de Educación Infantil reciben millones de estímulos diarios en inglés que, poco a poco, en su desarrollo natural, van interiorizando hasta que su cerebro es capaz de pensar en esta lengua nueva. Lo maravilloso de la mente de un niño es que, desde edades muy tempranas, éstos tienen una capacidad mucho mayor a la de un adulto para poder realizar todo este proceso y, en Santa María del Camino, lo cuidamos, cualquier momento del día es una oportunidad fantástica para seguir trabajando un idioma nuevo desde el juego y la familiaridad.

 

Belén Peribáñez, Maestra de Inglés

Compartir