Semana en Baqueira-Beret

La semana blanca en Baqueira es uno de los momentos escolares memorables de nuestro Colegio. Es una experiencia única pero a la vez repetida en el tiempo -pues el viaje a Baqueira se realiza cada año a finales del mes de enero- que es esperada con emoción y nervios.

Son tantas las bondades de este viaje, que cuesta sintetizar: los alumnos disfrutan de una semana de experiencias diferentes fuera de su casa, hacen deporte de forma intensiva, conviven con compañeros y algunos de sus profesores, se fomentan valores como el esfuerzo, el compañerismo, la empatía, la superación, … Es una semana fantástica.

A finales del pasado mes de enero, algunos de los alumnos desde 5º de Educación Primaria y hasta 4º de ESO del Colegio disfrutaron, con algunos de sus profesores, de un viaje de esquí a la estación de Baqueira-Beret.

Este año la meteorología acompañó, tanto porque había abundante nieve como porque pudimos subir a pistas los cinco días de la semana, Copia de GENERALES 201701 SEMANA BAQUEIRA BERET COLLAGEtres de ellos lució un sol espléndido, que nos hizo olvidar las temperaturas bajo cero que señalaban los termómetros.

Un día normal en Baqueira comienza con un desayuno todos juntos en el hotel, el traslado a pistas desde Viella, la recogida del material de esquí, y la llegada a Era Escola – y solo son las 10:00 de la mañana-, entonces empieza el cursillo de tres horas con monitores.

Después de las clases, nos reunimos todos para la comida en la cafetería de pistas de El Bosque, en el núcleo Baqueira 1800; y por la tarde, si el tiempo lo permite, esquí libre en grupos de amigos y con profesores del Colegio. Tras el esquí, toca guardar material y volver al autobús para ir al hotel, en Viella.

Las tardes pasan rápidas: ducha, orden y paseos por el pueblo. A las 8 es la cena, y tras un ratito de amigos, a la cama pronto.

Además realizamos algunas actividades tradicionales como la chocolatada en el Hotel Tuc Blanc, la entrega de medallas tras la carrera o el concurso de canciones.

Nuestros alumnos están siempre bien acompañados, tanto por sus profesores del Colegio, que forman un gran equipo con larga experiencia en este viaje, como por los profesores del cursillo, de Era Escola, la escuela de Profesores de esquí con más tradición de la estación.

Hay dinámicas casi mágicas en ese viaje, por ejemplo, hace años que implantamos un sistema de cooperación entre alumnos al que llamamos MAYOR-PEQUEÑO. Este binomio consiste en ayudarse y tenerse en cuenta un mayor con un pequeño antes de subir y bajar a pistas; se presentan durante la cena del domingo y lo mantienen toda la semana de esquí. La idea, además de práctica -pues dinamiza bastante las subidas y bajadas a pista-hace que los alumnos convivan, se conozcan, se ayuden y hagan una piña. Es bonito ver cómo días después del viaje, los alumnos cuando se ven en el Colegio conservan este vínculo.

En cuanto a lesiones y bajas, pues como cada año y tristemente, tenemos algún lesionado que pasea por el Colegio con muletas a la espera de una resonancia o de una operación de ligamentos, es el único elemento negativo de este viaje. Ojalá se recuperen todos pronto, desde aquí les mandamos nuestros ánimos.

Es importante también destacar el buen comportamiento general de los alumnos, lo cual contribuye a que el viaje sea mejor para todos, pues el ambiente dominante de esa semana es de cordialidad, cooperación y unidad. ¡Estamos deseando repetir el año que viene!

 

Compartir