¿Qué son las competencias?

 

 

Es importante explicar qué son las competencias en Educación pues educamos por competencias, trabajamos por competencias y evaluamos por competencias.

El concepto de competencia en educación engloba un conjunto de destrezas que abarcan desde la adquisición de unos conocimientos teóricos hasta la puesta en práctica de una serie de habilidades que se pueden resumir en: “saber ser”, “saber hacer” y “saber estar”.

La Ley Orgánica 8/2013, para la Mejora de Calidad Educativa (LOMCE) define las competencias como: “las capacidades para aplicar de forma integrada los contenidos propios de cada enseñanza y de cada etapa educativa con el fin de lograr la realización adecuada de actividades y la resolución eficaz de problemas complejos”.

Asimismo, establece  en siete  las “competencias clave”, con el objetivo de alcanzar el máximo desarrollo personal, intelectual, social y profesional de los alumnos. Estas se trabajan de forma transversal en todas  las áreas del conocimiento y se  ajustan a los objetivos marcados en las diferentes asignaturas.

Las “competencias clave” son las siguientes:

1. Competencia en comunicación lingüística. Se refiere al dominio y uso de la lengua como vehículo de transmisión del conocimiento y del pensamiento, además de medio de comunicación escrito y oral. Capacita a los alumnos para comprender los mensajes y a su vez expresar las ideas con claridad en situaciones reales.

2. Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología. La primera se centra en utilizar operaciones básicas y aplicar el razonamiento matemático a la resolución de problemas de la vida cotidiana.

La competencia científico-tecnológica se basa en la adquisición de conocimientos y metodologías que permitan a los alumnos  explicar el mundo que les rodea y dar soluciones a las necesidades de las personas.

3. Competencia digital. Implica el uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para resolver problemas de la vida real y para comunicarse con otros,  así como su utilización de forma responsable.

4. Aprender a aprender. Supone que los alumnos sean conscientes de su propio aprendizaje, autónomos en su trabajo y capaces de autoevaluarse.

5. Competencia social y cívica. Incluye habilidades personales e interpersonales que son necesarias e  imprescindibles para relacionarse y para la participación e integración en nuestra sociedad.

6. Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor. Relativa a la creatividad y la innovación. Conlleva habilidades para crear, planificar, organizar y desarrollar  proyectos individuales o colectivos.

7. Conciencia y expresiones culturales.  Hace referencia a la capacidad para apreciar el valor de la expresión de ideas y emociones a través de la música, las artes plásticas y escénicas o la literatura.

El aprendizaje por competencias favorece la formación integral de los alumnos y el desarrollo gradual de todas sus capacidades. De esta forma, van adquiriendo mayores niveles de eficacia en la ejecución de sus tareas y al terminar cada etapa académica  habrán sentado las bases para poder adquirir nuevos conocimientos y habilidades en sus estudios posteriores.

 

Mar Gómez, Directora de Educación Secundaria

Compartir