Proyectos en Educación Infantil

Dígame y olvido, muéstreme y recuerdo, involúcreme y comprendo”.

Proverbio chino

El aprendizaje es un proceso continuo que se desarrolla durante toda la vida por el que se adquieren las actitudes y destrezas que conllevan cambios en el hacer, en el pensar y en el ser de los niños. El trabajo por proyectos es una parte fundamental en el proceso de aprendizaje.

Los proyectos parten de los intereses e inquietudes de los alumnos y fomentan aspectos tan importantes como la creatividad, la oratoria, el trabajo en equipo o la autonomía. Con este tipo de trabajo, los niños aprenden mediante la manipulación, la experimentación multisensorial, la búsqueda de información…

Este año, con los alumnos de Educación Infantil, vamos a realizar tres proyectos a lo largo del curso, uno por trimestre: El bosque, La ciudad y El huerto. Con ellos aprenderán, de sus propias experiencias, qué ocurre en el otoño: los colores, animales (comidas, hábitat, características, movimientos), frutos… Cómo son las ciudades: tiendas, profesiones o educación vial; y cómo llevar un huerto: plantación, cuidado o recolección.

En noviembre, desarrollamos nuestro primer proyecto: El Bosque.

Lo primero que hicimos fue hablar del otoño en el bosque y salir a ver el otoño, recogiendo hojas para comprobar su textura, color y tamaño, y por su puesto para hacer una lluvia de otoño.

Según el curso y el nivel de los alumnos, analizamos -con mayor o menor profundidad y un vocabulario adecuado- las partes de las hojas, viendo los nervios y el tallo; e hicimos caretas para la fiesta que íbamos a celebrar.

Organizamos a los alumnos en grupos de animales: búhos, ciervos, erizos y lobos y analizamos las características de cada uno de ellos (pelaje, alimentación, hábitat y movimientos).

Nos reunimos todos y contamos un cuento que hablaba de la cooperación y de los frutos y frutas de otoño, para posteriormente pasar a tocarlos, ver sus características y, por supuesto, probarlos.

La fiesta terminó con una gran merienda y un baile al que habían sido invitados todos los animales del bosque: erizos, búhos, ciervos, que tienen que huir porque viene el lobo y los persigue.

El entorno maravilloso de nuestro Colegio y sus jardines hacen que podamos observar del natural el Bosque y sus elementos, si bien completamos esta proyecto con una salida a la Casa de Campo de Madrid.

Cuando se trabaja por proyectos, se parte de la observación, la asociación y la expresión para llegar a la adquisición de los aprendizajes y las destrezas necesarias para el desarrollo integral del alumno.

Violeta Álvarez, Coordinadora de Educación Infantil

Compartir