Predeporte en Educación Infantil

Como parte integrante de la psicomotricidad y el área de lenguaje corporal, los alumnos de Educación Infantil realizan actividades deportivas tanto fuera como dentro del colegio.

Todas ellas son adaptadas a sus capacidades físicas y evolutivas; en esta fase se considera predeporte y se trata de acercarse a las distintas modalidades deportivas desde el juego, con rigor y seriedad pero sin la presión de la competitividad.

A lo largo de todo el curso se practican diferentes disciplinas que favorecen el desarrollo motor y ayudan a los niños a trabajar fomentando valores de equipo y de grupo, más allá del resultado final del juego. Se pretende que entiendan los aspectos saludables y sociales del deporte y no solo quedarnos con el éxito o el fracaso determinado por un marcador.

Las actividades predeportivas, que los alumnos realizan dentro del recinto escolar son, en Educación Infantil sobre todo juegos y predeportes.

Es conveniente comenzar con juegos y tareas relacionadas con el atletismo. Es fundamental que los alumnos desde los 2 años tengan una adecuada técnica de carrera y sepan mover sus brazos y piernas al correr de forma correcta. Para conseguir este objetivo hacemos juegos de relevos, carreras de diferentes distancias por todo el Colegio (para que comiencen a diferenciar la velocidad de la resistencia), salto de longitud y carrera de obstáculos.

Seguidamente, a finales del primer trimestre y comienzos del segundo se inicia el conocimiento del fútbol y del baloncesto. Los alumnos han tenido sesiones en las que han trabajado conceptos técnicos y tácticos muy básicos sobre cada uno de los deportes, además de conocer y aplicar las reglas de juego más sencillas que se usan en ambos.

Cuando finaliza el curso es el voleibol la disciplina que se trabaja. Como ya hemos se ha señalado con anterioridad, todas las actividades son adaptadas a la capacidad física y evolutiva de los alumnos del Colegio, con lo que no son más que lanzamientos por encima de la red con los alumnos colocados en fila y lanzando alternativamente sumando puntos cada vez que su lanzamiento supera en altura a la red.

En natación, un actividad que desarrollan a lo largo de todo el curso, van progresivamente trabajando las destrezas y van cambiando el espacio donde desarrollar el deporte, pues antes de los 5 años van a una piscina pequeña en la que se pueden familiarizar con el medio acuático, mientras que en 3º de Educación Infantil, 5 años, van a una piscina de 25 metros y ya comienzan a ejecutar los estilos de crol y espalda con cierta fluidez.

 

Pedro Santiago, Profesor de Educación Física

Compartir