PABLO PÉREZ RAMOS – TRADER EN GLENCORE

Nuestro compañero Pablo Pérez Ramos (1984) es trader de Oleaginosas y Aceite de Oliva en Glencore, una gran multinacional.

Pablo comenzó sus estudios escolares de primaria en San Cugat del Vallés, pueblo vecino a Barcelona donde vivía de pequeño. Posteriormente, por traslado laboral de sus padres, se mudó a Madrid e inició 6º de primaria en Santa María del Camino, donde estuvo hasta 4º de ESO. Su curso fue el primero del plan de estudios sometido a la entonces nueva LOGSE, por el que el antiguo COU, que hasta entonces se impartía en el Colegio, se extinguió. Con ello, los alumnos del Santa María del Camino comenzaron a cursar mayoritariamente los dos cursos del nuevo Bachillerato en el Colegio San Pablo CEU – por el acuerdo que se formalizó entre este centro y nuestro Colegio – y fue allí donde Pablo finalizó sus estudios hasta la entrada en la universidad. Posteriormente cursó la Licenciatura de Administración y Dirección de Empresas también en la Universidad San Pablo CEU.

Una vez terminada la carrera y mediante una beca, empezó a trabajar en la gestora de fondos de Deutsche Bank, en el departamento de trading de renta variable. Es curioso que una de las preguntas que nuestro compañero recuerda le hicieron en la entrevista para conseguir aquel trabajo fue precisamente por su opinión del Colegio, ya que quien iba a ser su jefe, estaba sopesando en aquel momento matricular a sus hijas en Santa María del Camino, cosa que finalmente hizo. El aprendizaje en este banco le vino muy bien para su siguiente trabajo.

Pasado este año, Pablo entró en Glencore, donde desde hace 4 años desarrolla su carrera profesional. Actualmente el puesto que ocupa nuestro compañero es el de trader de Oleaginosas y de Aceite de Oliva.

Glencore es la multinacional de comercio de materias primas que más volumen mueve a nivel mundial. En la oficina de España se dedican principalmente al comercio de cereales y oleaginosas.  Nos explica que para el público en general este es un sector desconocido y entre risas nos comenta que “sabe que lo primero que le sale a la gente al pensar que comercias con cereales son los Kellog’s”. Pero la realidad va mucho más allá, ya que nos explica que se trata de un sector muy potente, debido a que toda alimentación animal está compuesta por cereales principalmente. Esto al final se ve reflejado en productos finales que todos compramos en el supermercado como la carne, el pollo, huevos o la leche. Si nos vamos a la alimentación humana, solo hay que pensar que la pasta es todo trigo duro, por ejemplo. Existen probabilidades muy elevadas de que un pollo o cerdo que cualquiera se haya podido comer últimamente haya sido alimentado por mercancía importada por Glencore.

Aparte de los proyectos que Pablo está desarrollando en su actual trabajo, el tiempo libre que tiene lo dedica a su familia, su mujer y su primer hijo que ha nacido justamente esta misma semana (¡enhorabuena!). Sus aficiones no han variado mucho desde su etapa escolar en Santa María del Camino, sigue jugando al fútbol con el equipo de siempre e intentando pasar el mayor tiempo posible con sus amigos, algo que cada vez se hace más complicado para todos pero que al final se consigue con cierto propósito.

Pablo guarda un buen recuerdo de nuestro Colegio. Nos explica que él venía de un colegio muy distinto, donde eran muchos más alumnos, unos 35 por clase y en cursos de hasta cuatro letras. En Santa María del Camino se encontró con un ambiente totalmente distinto, mucho más cercano.

El Colegio por aquel entonces -hace ahora ya más de veinte años- llevaba muy poco tiempo siendo mixto por completo y Pablo fue de los primeros alumnos masculinos que hubo en cursos superiores. Nos comenta que eran unos 5 chicos en clase y que esto supuso que, por ejemplo, el equipo de baloncesto que formaron los chicos, lo hicieron entre los alumnos de varios cursos diferentes. Alguno de uno o dos cursos por encima del suyo, hasta el más pequeño (y a la postre el mejor de todos), abarcando en total unos 4 años de diferencia entre ellos. Lo recuerda como una gran experiencia de convivencia y amistad entre ellos.

Terminamos nuestra charla comentando que, en su opinión, es la cercanía con los profesores lo que sobre todo hace que Santa María del Camino sea un Colegio distinto. Él se llevaba muy bien con los que por aquel entonces eran los profesores de gimnasia, hasta el punto de que, al dejar el Colegio, seguía jugando con ellos a fútbol sala en un equipo que tenían organizado. En su caso dice que la profesora que más le marcó fue Marilés (profesora de física y química durante muchos años en el Colegio). Recuerda que era muy dura y exigente, pero que con ella, además de aprender mucha física y química, conseguía estar todo el mundo atento. Con el tiempo, dice entre risas, le ha llegado a recordar un poco al “Dr. House” (de la serie de televisión), con un humor que quizá costaba un poco coger al principio a esas edades, pero que, a medida que te ibas haciendo mayor, encontrabas más gracioso, inteligente y especial. Y por último, Pablo no quiso despedirse sin recordar a su entrenador del equipo de baloncesto (Rafa). Nos dice que era un “auténtico crack”, sin poder afirmar si era mejor persona o entrenador (que era y es muy bueno).

Los datos de contacto de nuestro compañero son:

Mail: pablo.perez@glencore.com

Teléfono: 638523224

 

Camino Blázquez, Presidenta de la Asociación de Antiguos Alumnos

Compartir