Las normas en el ámbito escolar

La normativa en el Colegio está recogida en el Reglamento de Régimen Interno (RRI), que forma parte del Proyecto Educativo de Centro, cuyas normas están contempladas dentro de la ley que regula el funcionamiento de los centros.

Hay que distinguir entre estas normas generales comunes a todo el Colegio y las normas que a partir de ahí se confeccionan de forma pactada dentro del aula.

Debemos tener en cuenta la enorme ventaja que supone tener normas proactivas que se opongan a la reactividad.

Conocer y cumplir las normas ayuda a mejorar el ambiente del aula, la normativa facilita que el alumnado adquiera con mayor rendimiento los aprendizajes.

Lo fundamental es proponer las normas como objetivo para que la persona reflexione, repare, rectifique y aprenda de sus errores para mejorar en el futuro.

Se trata de ayudar a interiorizar la necesidad de responsabilizarse de los propios actos, por consiguiente, de progresar en el desarrollo personal. Crear un marco de convivencia adecuado y pactado previamente ayuda a desarrollar no sólo un clima amable al aprendizaje, sino que añade valores a la labor educativa.

Una normativa solamente reactiva establece lo que se debe hacer y, si no se cumple, prevé la imposición de sanciones, sin embargo una normativa proactiva propone reflexionar sobre las conductas, explicar las razones de las normas, situar al alumnado ante nuevas oportunidades para elegir lo que quiere hacer, comprobar la relación entre elección y consecuencia de la elección, y entenderse mediante acuerdos y compromisos.

Creando unas normas proactivas:

  • Regulamos las emociones que generan los conflictos, controlando respuestas impulsivas o agresivas, fomentando la empatía, gestionando el aburrimiento o desarrollando la paciencia, por poner algunos ejemplos.
  • Educamos en valores como el de la libertad unida a la responsabilidad, la actitud crítica, el respeto, la colaboración, el esfuerzo…
  • Desarrollamos habilidades socio-comunicativas positivas como la escucha y la comunicación no violenta, para llegar a acuerdos y compromisos.

Una normativa proactiva de aula debe ser preferentemente un proyecto colectivo de todo el equipo docente.

Desde Santa María del Camino queremos involucrar a todos los elementos de nuestra comunidad educativa en la medida de lo posible en esta labor. Enseñamos a pensar sobre nuestras conductas, sus causas, sus consecuencias, y las alternativas para solucionar los problemas.

 

Mónica De Escalante, Directora de Educación Infantil y Primaria

 

 

 

 

Compartir