Las tutorías en Educación Secundaria

La acción tutorial es esencial en el proceso educativo de los alumnos, y se recoge en el Plan de Acción Tutorial. Por ese motivo, en todos los cursos de Educación Secundaria, cada grupo de alumnos dispone dentro del horario de una hora de reunión semanal con su tutor, dedicada a realizar actividades específicas de tutoría. Las líneas de actuación de los tutores se establecen en un Plan de Acción Tutorial para cada uno de los cursos de la Etapa. Los objetivos marcados en dicho plan pueden resumirse en los siguientes:

·         Acompañar al alumno en su proceso madurativo y contribuir a su desarrollo personal. Con este propósito, los tutores programan diferentes temas para trabajar durante las sesiones de tutoría. Estos van enfocados a  facilitar  herramientas y recursos que ayuden a los alumnos a profundizar en el conocimiento y aceptación de uno mismo, a practicar la asertividad,  a hacer frente a la presión de grupo o a tomar decisiones.

·         Ayudar al alumno a formar parte de la comunidad educativa junto con la familia y la sociedad. Para lograrlo, se realizan actividades donde los alumnos aprenden a desenvolverse en la vida, trabajan el autocontrol, la empatía y el respeto a la diversidad entre sus iguales. Además se desarrollan programas que fomentan valores necesarios para vivir en la sociedad actual como: el ocio saludable, el uso responsable de Internet y las redes sociales, el respeto por el medio ambiente o la solidaridad.

·         Seguir el proceso educativo del alumno, coordinar su información académica y personal dentro del equipo docente, coordinar el proceso evaluador y asesorar sobre su promoción. Los tutores recogen toda la información que el resto de profesores les facilita siempre que es necesario y de forma sistemática, a mitad de cada una de las evaluaciones. De esta forma el tutor conoce el rendimiento académico de cada uno y puede elaborar con ellos un plan de estudio y trabajo que se adapte a sus necesidades y capacidades. Asimismo, les enseña estrategias y técnicas de estudio que les ayuden a mejorar distintos aspectos de su rendimiento.

·         Servir de cauce para la transmisión de información entre el equipo de profesores y las familias, de todos aquellos asuntos que afecten a la educación de sus hijos. Los tutores mantienen una comunicación fluida con los padres, colaboran con ellos y programan entrevistas para comunicarles la evolución en el proceso educativo.

En definitiva, la tutoría es una tarea orientada al acompañamiento y seguimiento de los alumnos en su proceso de aprendizaje para conseguir el desarrollo integral de su personalidad, sus relaciones, capacidades, valores y metas.

 

Mar Gómez, Directora de Educación Secundaria

Compartir