La publicidad: diseño y comunicación

La transversalidad de algunos de los contenidos que trabajamos en las aulas muestra que escuela y vida son lo mismo y no dos mundos separados. Es el caso de la publicidad, verdadera “técnica” de nuestro tiempo, omnipresente compañera en el día a día.

En 4º curso de ESO, los alumnos han podido conocer la publicidad, esta técnica heterogénea que toca muchas disciplinas, que está presente en distintos medios y soportes y mueve verdaderas cantidades de dinero en la economía actual global.

Somos receptores y consumidores potenciales a todos los niveles y tenemos responsabilidad en la creación y en el consumo de los mensajes de la publicidad. No en vano, existen instituciones como la Academia de la Publicidad, o asociaciones como Autocontrol que tratan de regular y velar por que la publicidad respete a los receptores y no solo los considere consumidores.

Los varios tipos de publicidad buscan fines diferentes y por ello producen mensajes diferentes.

La publicidad institucional no solo informa, también proporciona patrones de conducta, valores de esta época: prevención de incendios, igualdad de géneros, ecología, Todos estos valores están en la publicidad y queremos que los alumnos sepan percibirlos.

La publicidad comercial presenta, tras su finalidad primera de aumento de ventas y ganancias de una marca, estilos de vida, en ella se traslucen estereotipos, ideales de vida o imágenes cliché de la mujer o del hombre y las familias; por ello es importante proporcionar a los alumnos la capacidad de estar alerta a los estereotipos de la publicidad, que sean conscientes del ideal de vida consumista y poco enriquecedor que proporcionan algunos anuncios.

Tras ofrecer una teoría o definición de la publicidad, de la tipología y de los elementos de la publicidad, hemos trabajado con el binomio característico del mensaje publicitario, con la dualidad imagen + texto.

En la publicidad hay elementos psico-sociales que también influyen en la percepción de la misma: colores, materiales, melodías, nombres y pronombres.

Por otro lado, el diseño es un elemento imprescindible en la arquitectura de cualquier producto, es necesaria una imagen de marca, un sello identificativo, un símbolo si es posible, para ello, además de la capacidad creativa de los diseñadores, entran en juego otros factores culturales, sociales e incluso personales.

Por ello, nuestros alumnos, ciudadanos del Siglo XXI que se acercan cada día al publicidad en los medios de comunicación, en el empleo de las TICs y también en las aulas, la han conocido en profundidad: han creado en el Taller de Plástica un proyecto de diseño completo: el nombre de una marca, un logotipo, una línea de productos, envase, embalajes, … En clase de Lengua y Literatura han analizado lingüísticamente distintos anuncios de soportes varios y han elaborado una campaña publicitaria, poniendo especial interés en los elementos lingüísticos de la publicidad: persuasión, juegos de palabras, préstamos lingüísticos, creación léxica, etc. En las clases de Informática han empleado programas informáticos de presentación, grabación de imágenes y registro de audio para elaborar la campaña publicitaria o el spot publicitario creado en clase de Lengua y darle forma y soporte.

Esta experiencia transversal de asignaturas ha sido un acercamiento completo al complejo mundo de la publicidad con el que los alumnos han recibido formación académica en contenidos, pero también formación en valores y acciones.

 

Julia Valbuena, Profesora de Lengua Castellana y Literatura

 

 

Compartir