La adquisición de segundas lenguas

La enseñanza y aprendizaje de un segunda lengua es un proceso complejo que implica numerosas técnicas y múltiples herramientas. Dadas las variedades existentes y la subjetividad de los distintos contextos académicos, hay que tener en cuenta que estos procesos dependerán en general tanto de exigencias curriculares, como de las metodologías seguidas por los maestros y las necesidades de los alumnos.

Por lo tanto, al hablar de diferentes tipos de herramientas, primeramente hay que mencionar aquellas más tradicionales, que aún siguen representando la base fundamental de cualquier proceso de enseñanza, es decir los manuales y los recursos editoriales. Los manuales no se deben mirar solo como proveedores de contenido académico, sino también como guías que marcan la progresión en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Los alumnos cuentan con manuales de trabajo en el aula y en casa, manuales que hoy en día tienen sus versiones digitales que les hacen más interactivos y atractivos. Este enfoque digital hace que las herramientas tradicionales estén en estrecha relación con los recursos tecnológicos,  a través de los materiales audiovisuales que incluyen.

Las herramientas audiovisuales, que principalmente abarcan vídeos y música, representan recursos auténticos gracias a los cuales los alumnos pueden escuchar a hablantes nativos y adquirir de esta manera con más facilidad nuevas estructuras léxicas y gramaticales o habilidades fonéticas y fonológicas. De alguna manera se puede decir que a través de estos materiales audiovisuales los alumnos escuchan como sus lecciones y explicaciones teóricas cogen vida y entienden mejor como poner sus conocimientos en practica. Los vídeos son una combinación de imágenes, pero también aportan entonación y gestos, y por lo tanto facilitan las pistas para el aprendizaje de manera diferente a las explicaciones teóricas con las que trabajan los manuales. Adaptando estos vídeos y la música a los contenidos resulta en una atractiva herramienta de trabajo que motiva al alumnado en el proceso de aprendizaje y la adquisición de conocimiento.

Otros recursos de carácter tecnológico son las páginas webs creadas y diseñadas para la enseñanza y el aprendizaje de segundas lenguas. Dada la amplia variedad existente, estas páginas se pueden utilizar como herramientas tanto en clase como en casa. Estas páginas webs pueden incluir lecturas (véase, por ejemplo, www.oxfordowl.co.uk), materiales auténticos como periódicos o revistas, contenido gramatical (www.englishpage.com, www.english4-u.de, www.teach-this.com, etc. ) o léxico para fines específicos, así como preparaciones para exámenes oficiales (www.cambridgeenglish.org).

Las herramientas colaborativas, como los blogs, las wikis o los dispositivos para compartir archivos representan otro recurso útil que facilita el vínculo entre sus usuarios y el manejo de la información de manera colectiva, tanto entre profesionales, como entre alumnos o a la vez entre profesores y alumnos.

Para finalizar esta breve enumeración de distintas herramientas para la enseñanza y el aprendizaje de segundas lenguas, hay que mencionar algunas de las más recientes dentro de los recursos tecnológicos: las aplicaciones. A través de distintos dispositivos electrónicos, el ordenador, los teléfonos móviles o las tablets PC, los alumnos acceden a diferentes aplicaciones diseñadas para el aprendizaje de lenguas extranjeras. (ejemplos de algunas aplicaciones utilizadas en nuestro colegio son LittleBridge y Smile&Learn, pero caben mencionar otros como FluentU o Open Language). A diferencias de los otros recursos, esta herramienta ofrece al alumnado la posibilidad de recibir una experiencia de aprendizaje personalizada, y sobretodo divertida, al proponer un método lúdico, audio-visual e interactivo. Al igual que en el caso de las otras herramientas, la amplia variedad disponible ofrece la posibilidad de elegir aquello que mejor se adapta al alumno, en función de sus propias necesidades de aprendizaje.

Gracias a los profesionales que trabajan constantemente en desarrollar los distintos recursos académicos y la permanente evolución de los métodos de enseñanza, solo hay que elegir aquello que mejor se adapta al alumnado para conseguir un proceso de enseñanza, y a la vez de aprendizaje, exitoso.

 

Corina Naghy, Jefa del Departamento de Idiomas

 

 

Compartir