Educación social digital

Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) se han convertido en la sociedad actual en herramientas imprescindibles.

Estas tecnologías contribuyen a la mejora de distintos aspectos de nuestra vida laboral y social. Los beneficios que aportan han conllevado al triunfo de las mismas, tanto entre los adultos como entre los más jóvenes.

La mayoría de los adolescentes utilizan estas nuevas herramientas de forma habitual. Comparten fotos y música, juegan en la red o chatean con sus amigos. Su medio de interacción y comunicación son las redes sociales, que son más rápidas y eficaces. En muchas ocasiones, esta forma de comunicarse genera una pérdida de la privacidad de sus datos, imágenes, información sobre sus actividades y opiniones. Por este motivo, cada día nos preocupan más los riesgos asociados a estas redes de comunicación.

Nuestro trabajo como educadores también es formar a los alumnos en un uso responsable de las TIC. Los profesores, en algunas de las asignaturas, como Tecnología o Informática, realizamos actividades que inciden directamente en ciertos aspectos de esta educación digital, como aprender a configurar las condiciones de privacidad de sus perfiles en la red. Pero son los tutores, los que principalmente desarrollan un programa de acompañamiento de sus alumnos para que adquieran estas nuevas habilidades sociales como: valorar el impacto que la perdida de la privacidad, a reflexionar sobre los riesgos que supone establecer contacto con personas desconocidas y a responsabilizarse de las opiniones que publican.

En definitiva, consideramos una tarea fundamental de padres y profesores, acompañar a los adolescentes en este proceso de crecimiento personal en ciertas habilidades digitales, que serán básicas para su formación integral.

 

Mar Gómez

Compartir