Catequesis: conocer, rezar, celebrar y vivir

El fin primordial de la catequesis de Primera Comunión es que los niños descubran la belleza del encuentro con Dios en los sacramentos, en su Palabra y en las personas.

Consideramos que esta importante labor no es sólo misión del Colegio, sino que también es fundamental la participación  de los padres en la Primera Comunión de sus hijos, por lo que tenemos varias reuniones al año con ellos y les invitamos a  acompañarles  en distintas celebraciones.

La catequesis tiene un programa específico marcado por el Arzobispado de Madrid y que se trabaja en un libro que el propio Colegio ha elaborado.IMG-20151016-WA0007 Comenzamos y terminamos rezando juntos, damos gracias a Dios por los regalos que nos da todos los días y tenemos momentos de silencio y compromiso. Hacemos diferentes actividades para que los niños comprendan mejor la importancia de los valores cristianos: amor, solidaridad, justicia, paz, misericordia… Durante la primera sesión de catequesis, los niños hicieron unos corazones entrelazados con la cita bíblica de Juan 15,12:”Mi mandamiento es éste: Amaos los unos a los otros como yo os he amado”. En uno de los lados del corazón escribieron su nombre para formar parte del grupo de los amigos de Jesús.

Caminamos con Jesús, modelo a seguir, durante todo el curso y tenemos celebraciones especiales que preside el Padre Fernando:

-La fiesta de la Navidad: su símbolo es la estrella. Los niños invitan a participar en la misión de llevar la Luz del Niño a los demás. IMG-20151218-WA0013Sembrar estrellas de amor y paz, de ilusión y esperanza, de amistad y solidaridad para hacer un mundo mejor. Como recuerdo de este día se les entrega una figura de la Sagrada Familia y se le pone una estrella para que transmitan la alegría de ser amigos de Jesús.

Catequesis en familia: los padres pueden conocer cómo viven y participan sus hijos en la catequesis y los recursos que ayudan a transmitir los valores cristianos y la fe. Trabajamos el perdón y el agradecimiento en una tarjeta que tiene doble cara: una alegre que representa la felicidad que sentimos al perdonar y al ser perdonados y otra triste cuando nos ofenden u ofendemos a otros.

Reconciliación: “Yo quiero ser un vaso nuevo”. Durante la catequesis hemos querido enseñar a los niños que en el Sacramento del Perdón, Dios nos ofrece la oportunidad de “dejarnos modelar por su amor y convertirnos en vasijas nuevas”. Las oraciones y los símbolos que se entregan ayudan a los niños a cambiar y mejorar.

Primera Comunión: veintitrés  niños de nuestro Colegio  participarán en  la fiesta de la Mesa de la Eucaristía, el próximo 28 de mayo. Comenzarán un camino de relación con Dios que exige cultivo, entrega y compromiso.

Y finalmente, en el mes de junio, nuestra  excursión a una montaña para celebrar juntos  la Eucaristía y encontrarnos con Dios en la belleza de la creación que Él nos regala.

 

Pilar López de Lamela, Catequista y Maestra de Educación Primaria

Compartir