Inicio de curso

Queridos Padres:

Para nosotros, los profesores, el reencuentro con nuestros alumnos es un momento de alegría y para él nos preparamos.

Tanto en verano como a principios de septiembre todos trabajamos en el Colegio, se hace limpieza general, redecoramos las clases, realizamos cursos de formación, buscamos materiales nuevos y elegimos los libros que nos ofrecen las editoriales, programamos las actividades extraescolares y las visitas y salidas. Todo tiene que estar listo para la llegada de los niños.

El grupo de profesores es muy variado en edades y personalidades, algo muy enriquecedor para un grupo. Aunque todos tenemos algo que en común: una clara vocación de maestro, en el sentido etimológico de la palabra, y un cariño incondicional a nuestros alumnos; cariño que ellos también nos devuelven con una palabra o un gesto, como un abrazo o una mirada, lo que es nuestro mayor premio.

Cuando recorro las aulas y saludo a los alumnos en las clases, veo caras nuevas -llenas de expectación y  con un poco de susto- y también veo caras ya conocidas -llenas de alegría por ver a sus amigos y compañeros.

Siempre pienso que este es un Colegio muy abierto a la novedad, en el que los alumnos fomentan el compañerismo, ayudan mucho a acoger al nuevo alumno, que en muy pocos días parece que lleva toda la vida aquí en Santa María del Camino.

A los alumnos les gustan los cambios que conlleva empezar un curso nuevo: tener profesores distintos del año pasado que les hacen sentirse importantes y un poco mayores, cambiar de recreo, diferentes agrupaciones, … Nuevos retos académicos y personales y nuevas responsabilidades les esperan. No son una carga ni una amenaza sino circunstancias que les ayudarán a crecer y a madurar.

Debemos reforzar su seguridad, su voluntad y capacidad de esfuerzo para que entiendan que poder estudiar y formarse es un regalo de la vida, que deben disfrutarlo y ponerlo siempre al servicio de los demás.

Una vez más, unidos Familia y Colegio debemos acompañarlos, invitándoles a expresarse, sabiendo escuchar sus inquietudes, enseñándoles a valorar lo que tienen, lo que hacen y lo que pueden llegar a hacer.

 

Isabel Carvajal, Directora General

 

Compartir